noviembre 28, 2022

Con la salida de Gallardo pierden todos



La sensación de vacío y pérdida es totalmente lógica en cada hincha de River que no puede terminar de creer que el domingo va a despedirse de Gallardo. El dolor es proporcional a las alegrías, brillo, jerarquía, identidad y tantos adjetivos tan bien ganados por el Muñeco en estos años como entrenador, como líder, como guía, como referente. Como decía D’Onofrio, el CEO del fútbol, el que manejaba todo en todos los rincones.

Pero la verdad es que todo el fútbol argentino pierde. Suena a una frase de ocasión, a palabras políticamente correctas, pero no lo son. Y va más allá de la alegría folclórica de los hinchas rivales porque relacionan la no continuidad del entrenador como sinónimo de que se les va a hacer más fácil.

Porque en definitiva, el apellido de River en estos años es Gallardo. Jugar en el River de Gallardo daba un plus, elevaba el status de cualquier futbolista, funcionaba como un paraguas protector para los que menos experiencia tenían, potenciaba las reales posibilidades del equipo y, fundamentalmente, generaba una confianza casi extra terrenal. Por eso el creer se hizo algo permanente en el hincha de River, en cualquier situación y con cualquier equipo. Eso mismo funcionará para los rivales. Porque hasta este torneo, un triunfo sobre el River de Gallardo era mucho más fuerte, más meritorio. Haber sorteado tácticamente los planteos del mejor técnico argentino en los últimos tiempos le agregaba a la victoria otro valor.

Valor que se pierde con esta salida del fútbol argentino de un técnico como Gallardo, que tuvo muchísimos más aciertos que errores, que fue forjando un estilo de liderazgo necesario para conseguir todo lo que consiguió. Ese que le daba al triunfo o la derrota de River un significado diferente por el solo hecho de que estuviera sentado él en el banco.



Source link

HOLA
GRACIAS POR ESCRIBIRNOS!!
Escanea el código
HOLA!! SOMOS RADIO INDEPENDENCIA, EN QUE PODEMOS AYUDARTE?