noviembre 26, 2022

«Eterna gratitud a Maradona», el recuerdo del 78 y «todos bienvenidos a Qatar»



Arrancó Olé Sports Summit y fue nada menos que con un mano a mano junto a Gianni Infantino, presidente de la FIFA, quien nos habló desde Qatar, nada menos, la tierra donde en un mes será el Mundial. Por cierto, un Mundial distinto, con estadios cercanos y una aclaración por parte del suizo: «Todos y todas serán bienvenidos y bienvenidas en Qatar, independientemente de su nacionalidad, religión, orientación sexual o cualquier otra característica». Una buena aclaración ante tanta polémica.

Infantino habló de todo, claro. Con la pelota como eje, recordó a Diego Maradona, «mi ídolo personal», soltó. Recordó el Mundial 1978, la primera estrella para el fútbol argentino en cuanto a Copas del Mundo. Tocó nombres como Menotti o Bilardo. También se refirió al éxodo de jugadores en cada mercado de pases y pidió «retener los mejores talentos sudamericanos».

TODO LO QUE DIJO INFANTINO EN EL OLE SPORTS SUMMIT

Es un honor para mí dirigirme a ustedes en el comienzo de este primer Olé Sports Summit y que me hayan invitado para el puntapié inicial del partido inaugural de esta edición, que estoy seguro que es sólo la primera de muchas más por venir. Esto me brinda la oportunidad de agradecerle a Olé por el gran trabajo que ha realizado en la promoción del fútbol.

Olé se ha convertido en un punto de referencia para los medios de comunicación deportivos, no sólo en Argentina sino también en toda Sudamérica. Y parece increíble que tenga tan sólo 26 años de existencia. Nunca deja de sorprenderme la pasión por el fútbol en Argentina y Sudamérica. Este continente ha contribuido tanto a nuestro deporte, y de hecho ha sido fundamental en la organización de la primera Copa Mundial de la FIFA en Uruguay, que se celebró hace 92 años.

Desde entonces, nos han dados grandes momentos, excelentes equipos y magníficos jugadores, como el extraordinario Diego Maradona, quien es mi ídolo personal y merece nuestra eterna gratitud por todo lo que ha aportado a nuestro deporte. Aún cuesta creer que ya no esté con nosotros.

Si bien tengo la profunda admiración por el fútbol sudamericano, también he de expresar mi preocupación por algunos de los incidentes ocurridos recientemente, como la violencia en un partido de la Liga Argentina, Gimnasia y Esgrima de La Plata contra Boca Juniors, donde falleció un aficionado y se suspendió el encuentro después de sólo unos pocos minutos de juego. Debemos asegurarnos de evitar este tipo de incidentes, para que nuestro deporte no se vea manchado. El fútbol debería ser pura pasión, alegría y diversión. Lo que sucedió dista mucho de encarnar los reales valores del fútbol.

En la FIFA luchamos por conseguir que el fútbol sea realmente global y la ayuda en Sudamérica es crucial para que esto se convierta en realidad. Recuerdo los años ´80, cuando sólo los mejores jugadores sudamericanos iban a Europa. Ahora, cientos de ellos llegan cada año. Por cada historia de éxito también hay alguien que termina en el banquillo, o cedido a un club más pequeño.

A menudo pienso en lo que hubiera pasado si esos jugadores se hubiesen quedado en sus clubes en Sudamérica por un par de temporadas más. En la FIFA creemos que cada jugador talentoso merece la oportunidad de brillar y esto implica ayudarles a encontrar su camino correcto hacia la carrera profesional. Debemos encontrar la manera de retener los mejores talentos sudamericanos en casa, durante más tiempo, en beneficio de los clubes, las selecciones, los aficionados y los propios jugadores.

En este evento vamos a hablar mucho de fútbol y por supuesto del Mundial. A falta de sólo un mes, es una ocasión para reunir a todas las personas y unir al mundo. Todos, o casi todos, tenemos una primera experiencia, una primera memoria del fútbol y muchas veces esta memoria está relacionada con un Mundial. Para mí, la Copa Mundial de la FIFA de 1978 que se jugó en Argentina fue muy especial. Era un niño y la vi con mi papá. Me acuerdo bien de Passarella, Kempes, Fillol, Bertoni y tantos otros que salieron campeones del mundo en su casa. La final fue tremendamente emocionante. César Luis Menotti, el entrenador, tuvo mucho mérito en la victoria. Le mando un fuerte abrazo si me está viendo, y por cierto, hablando de entrenadores argentinos legendarios, también me gustaría expresar mi admiración por Carlos Bilardo, quien también fue campeón del mundo.

Ese Mundial de Argentina también me marcó, por supuesto, por Italia, que jugó bien, con jugadores como Dino Zoff, Claudio Gentile, Romeo Benetti, Marco Tardelli, Franco Causio, Roberto Bettega, Paolo Rossi, Antonio Cabrini y otros. Me acuerdo también de Perú, por varios motivos, me encantaba su camiseta blanca con la franja diagonal roja, también cómo jugaban los pases cortos a través de la defensa rival y, obviamente, Teófilo Cubillas, una leyenda del fútbol mundial.

Desde 1978 el fútbol ha cambiado mucho, pero una cosa no cambió: sigue siendo el deporte más popular del mundo y la Copa Mundial es el espectáculo más grande que existe. En 2022, en Qatar, después de un período en el que todo el planeta sufrió la pandemia, las personas quieren retomar sus vidas y volver a disfrutar. Habrá 5.000 millones de espectadores. Además, esta será una Copa Mundial de la FIFA única, porque todo estará muy cerca, ya que hay ocho estadios en un radio de cincuenta kilómetros. Se podrá asistir a más de un partido por día, lo cual también es algo inédito. Esto nunca había ocurrido en otra Copa Mundial y nunca volverá a suceder en el fútbol.

Y les puedo decir muy claramente: todos y todas serán bienvenidos y bienvenidas en Qatar, independientemente de su nacionalidad, religión, orientación sexual o cualquier otra característica. Albergar la Copa Mundial de la FIFA ha permitido a Qatar realizar grandes avances en materia de derechos humanos y laborales, que, de otro modo, podrían haber tardado décadas en lograrse. No soy yo ni la FIFA quienes dicen esto, son organizaciones internacionales independientes dedicadas a los derechos de los trabajadores. Por supuesto, siempre hay margen de mejora y esto es así en todo el mundo, pero tenemos que elogiar y reconocer el trabajo que han hecho las autoridades de Qatar en esta materia.

A propósito, termino deseándole la mejor de las suertes a Argentina, donde tengo tantos amigos, y por supuesto, a los demás equipos sudamericanos, así como a todos los otros equipos participantes.

Un fuerte abrazo a todos, y hasta muy muy pronto. Chau.



Source link

HOLA
GRACIAS POR ESCRIBIRNOS!!
Escanea el código
HOLA!! SOMOS RADIO INDEPENDENCIA, EN QUE PODEMOS AYUDARTE?