diciembre 6, 2022

retomaron el diálogo por enfrentamientos que dejaron un muerto


El Ministerio de Gobierno confirm la muerte de una persona
El Ministerio de Gobierno confirmó la muerte de una persona.

El Gobierno de Bolivia y representantes del Comité Impulsor del Censo 2023 de Santa Cruz reinstalaron esta tarde el diálogo, luego del cuarto intermedio resuelto apartir de por los enfrentamientos callejeros, en los que murió una persona, en el primer día del paro indefinido en ese departamento boliviano, en rechazo a la decisión del Ejecutivo nacional de postergar hasta 2024 el acto censal.

En la reunión participan también los cívicos, el rector y el vicerrector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, informaron la agencia oficial ABI y el diario Los Tiempos.

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, antes de volver a ingresar a la reunión sostuvo que tiene «la esperanza de que el Gobierno deje su soberbia, que escuche al pueblo». Además, pidió a la policía evitar los desbloqueos, según reportó el diario cochabambino.

En las calles, en tanto, una persona murió este sábado en los enfrentamientos que se registraron en ese departamento (provincia), bastión de la oposición, en el primer día contra la decisión del Gobierno de Luis Arce de postergar para 2024 el censo poblacional.

El Ministerio de Gobierno confirmó que una persona falleció en enfrentamientos entre quienes apoyan la medida y quienes quieren desbloquear las calles en la localidad de Puerto Quijarro, en la frontera con Brasil.

Esa localidad, de unos 20.000 habitantes, registró desde la madrugada fuertes choques entre civiles opositores y oficialistas con piedras, palos y petardos, según imágenes difundidas en redes sociales.

En los enfrentamientos en el Puente Amistad, que conecta Bolivia con Brasil, resultó asesinado Julio Pablo Taborga, residente de la zona, quien habría sido agredido con golpes de palos en la cabeza, según el diario boliviano Página Siete.

Santa Cruz, bastión de la oposición, acordó hace dos semanas un paro indefinido para exigirle al Gobierno que adelante el censo, herramienta que se utiliza en Bolivia para distribuir los recursos y las bancas

 
«Condenamos la violencia ejercida durante un paro cívico que provocó la irreparable pérdida de una vida humana en Puerto Quijarro», lamentó el presidente Luis Arce en un mensaje en Twitter.

Santa Cruz, bastión de la oposición, acordó hace dos semanas un paro indefinido para exigirle al Gobierno que adelante el censo, herramienta que se utiliza en Bolivia para distribuir los recursos y las bancas.

El Gobierno boliviano decidió aplazar hasta 2024 el censo poblacional previsto en un primer momento para el primer semestre de 2023 con el argumento de que no se dan las condiciones para llevarlo a cabo por una serie de deficiencias técnicas y logísticas como parte de las consecuencias de la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, considera ilegal esa postergación, porque el censo debe realizarse cada diez años, y las anteriores estadísticas, de 2012, no son fiables para redistribuir los presupuestos federales.

«La ONU lamenta la pérdida de una vida humana y exhorta a los actores políticos y sociales a evitar escenarios de confrontación y violencia que pongan en riesgo el orden público y la vida de las personas», expresó el organismo

 
Este sábado,  las calles de la ciudad de Santa Cruz, de casi 2 millones de habitantes, amanecieron vacías y bloqueadas en algunas intersecciones.

Si bien en el centro reinaba a calma, en algunos barrios se reportaron choques entre vecinos que apoyan las protestas y otros que reclaman poder circular libremente.

Camacho -uno de los principales opositores al Gobierno que tuvo un papel clave en el golpe de Estado contra Evo Morales en 2019- dijo que la situación es «lamentable» y acusó al Gobierno de los disturbios, por haber «acarreado gente» para contrarrestar la protesta, informó la agencia de noticias AFP. Su imagen con una biblia en alto y arrodillado en la entrada del palacio de gobierno en pleno estallido recorrió el mundo.

El Gobierno convocó este viernes a la noche un diálogo para evitar el paro, una cita que se había fijado para este sábado a las 8 de la mañana, pero comenzó con una hora y media de retraso y se decidió un cuarto intermedio para calmar los ánimos. La oficina regional de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Bolivia exhortó al Gobierno y actores sociales a entablar ese diálogo.

«La ONU lamenta la pérdida de una vida humana y exhorta a los actores políticos y sociales a evitar escenarios de confrontación y violencia que pongan en riesgo el orden público y la vida de las personas», expresó el organismo.





Source link

HOLA
GRACIAS POR ESCRIBIRNOS!!
Escanea el código
HOLA!! SOMOS RADIO INDEPENDENCIA, EN QUE PODEMOS AYUDARTE?