noviembre 26, 2022

Senadores del Frente de Todos rechazaron el fallo de la Corte Suprema sobre la composición del Consejo de la Magistratura | «El Poder Judicial se atribuye potestades que no son otorgadas por la Constitución»



Senadores y senadoras del interbloque Frente de Todos ofrecieron este miércoles una conferencia de prensa para expresarse en contra de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que desplazó del Consejo de la Magistratura al senador oficialista Martín Doñate y ordenó su reemplazo por Luis Juez, del PRO.

«Esta manipulación que intenta hacer (Horacio) Rosatti es evidente», expresó la senadora Anabel Fernández Sagasti en la rueda de prensa brindada este miércoles, mientras que su par Lucía Corpacci llamó a tener «cuidado cuando el Poder Judicial se atribuye potestades que no son otorgadas por la Constitución».

Juliana Di Tullio, por su parte, consideró que el fallo «es político» y, por lo tanto, merece una respuesta política. «Este fallo político lo vemos con enorme preocupación. Ya hemos visto cómo la Corte Suprema avasalló al Poder Ejecutivo y al Poder Legislativo por lo menos en 3 oportunidades y hoy estamos asistiendo a una situación que, de dejarla pasar, es muy grave en términos institucionales y en términos, además, de calidad democrática. Es estar construyendo una democracia de bajísima intensidad», opinó Di Tullio.

Yo siento que la Corte entró por la ventana de este palacio legislativo y se llevó nuestras atribuciones, nuestras facultades, derechos y obligaciones con un fallo que tiene un lenguaje inusitado, con palabras como ‘argucias’”, observó la legisladora.

El máximo tribunal, añadió en ese sentido, «no tiene facultad para decirnos qué hacer a los senadores y senadoras porque no es parte de este cuerpo», por eso «les pido a los bloques que formamos parte de este cuerpo que se expidan en contra de este fallo», que consiste en «una brutalidad» que sólo tiene como fin «que Rosatti pueda tener el Consejo de la Magistratura que necesita tener».

La intervención de la Corte Suprema

El 16 de diciembre pasado, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz declararon inconstitucional la composición del Consejo. Para hacerlo, revivieron una ley que estaba derogada y ordenaron llevar la composición de 13 a 20 consejeros. El dato fundamental fue que, en el nuevo esquema, el presidente de la Corte –Rosatti– empezó a fungir como titular del Consejo de la Magistratura.

Para llegar a los 20 miembros, el Senado debió designar un nuevo representante. Ya estaban Mariano Recalde y María Inés Pilatti Vergara, por el Frente de Todos, y Silvia Giacoppo, por la Unión Cívica Radical (UCR). La discusión pasaba por quién era la segunda minoría. El Frente PRO reclamó el asiento para sí y dijo que enviaría a Juez. Antes de resolver, el Frente de Todos anunció que funcionaría como un interbloque compuesto por un bloque mayoritario -llamado Frente Nacional y Popular- y otro minoritario -Unidad Ciudadana-.

Como Unidad Ciudadana tenía cinco senadores más que el Frente PRO, se quedó con la banca de la segunda minoría. Así fue como CFK le informó al Consejo que el designado era Doñate. Juez llevó el tema a los tribunales, donde no tuvo éxito hasta que llegó a la Corte, que dijo que la división del interbloque había sido posterior a que se notificara el fallo, por lo que no era válida. La postura de las instancias anteriores había sido decir que el juego de las mayorías y minorías era un tema de la política. Lo mismo que habían dicho cuando en 2017 el macrismo –con el acuerdo de sectores variopintos– consiguió sacarle la banca al kirchnerismo y sentar a Pablo Tonelli en el Consejo de la Magistratura.

Noticia en desarrollo



Source link

HOLA
GRACIAS POR ESCRIBIRNOS!!
Escanea el código
HOLA!! SOMOS RADIO INDEPENDENCIA, EN QUE PODEMOS AYUDARTE?